¿CÓMO USAR ESTA PÁGINA?

Para acceder a la información contenida en cada ficha, pueden utilizarse cuatro accesos (o buscadores) distintos, que aparecen como líneas activas en la página inicial, dentro de la aplicación Atlas de la Flora de Aragón; en todos los casos la búsqueda se efectúa por los nombres científicos (“latinos”) a la espera de completar los populares y adecuar el correspondiente buscador.

Búsqueda por la inicial del género.- Si conocemos el género de la planta podemos acceder por la inicial del mismo, que abrirá la ventana correspondiente a todas las plantas que comparten esa inicial, ordenadas alfabéticamente. Búsqueda por familia.- Si conocemos a qué familia corresponde la planta que buscamos, accederemos a la misma y aparecerá una ventana con todas las especies incluidas en esa misma familia, ordenadas alfabéticamente según los nombres aceptados en esta flora. Estas ventanas permiten acceder al conjunto de especies de cada familia presentes en Aragón, lo que resulta muy útil en numerosas consultas botánicas.

Búsqueda por Género + especie: Si no conseguimos encontrar en los buscadores anteriores la planta que nos interesa, puede ser que se deba a que aparece con un nombre distinto –sinónimo- del que estamos buscando. Por si es así, entraremos en este buscador y seleccionaremos, por la letra inicial, el género y, a continuación, la especie de la planta que nos interesa; el buscador nos llevará a la ficha correspondiente que aparecerá con el nombre válido que se le ha adjudicado. Si se conoce la familia a que pertenece la planta, al seleccionar aquélla aparecerán únicamente los géneros correspondientes a la misma. Recuérdese que, en general, el Atlas sigue la nomenclatura de Flora iberica o, para las familias que no se han publicado en esa obra, la de Flora europaea.

El último buscador permite visualizar el listado completo de las plantas de Aragón ordenado alfabéticamente y recogiendo sólo los nombres aceptados como prioritarios.

Si no encontramos la ficha de la planta deseada, puede buscarse en la Lista de plantas citadas en Aragón pero de presencia dudosa, donde se recoge la información disponible acerca de plantas con citas publicadas en Aragón –actuales o antiguas- y cuya presencia plantea dudas. Como excepción, y por motivos diversos, algunas de ellas disponen de ficha, donde aparece reseñado el motivo de estas dudas.

Cuando la planta a buscar no aparezca recogida en ninguno de estos listados, hay que pensar que se trata de una especie ausente en nuestra región y, ante la duda, puede solicitarse más información al “webmaster” a cuya dirección se accede desde la portada.

AVISO

El plan inicial de esta obra es completar, en una primera fase, textos, bases de datos y mapas en soporte informático, para, posteriormente, diseñar y programar la aplicación informática que permitiera la consulta “on line” del Atlas. Distintos avatares comunes a estos trabajos junto a nuestro interés en permitir cuanto antes el acceso a la información recopilada, nos han impulsado a tratar de acortar el proceso, asumiendo que algunos apartados temáticos están pendientes de corrección y algunos aspectos estéticos resulten mejorables.

Durante los próximos meses está prevista la revisión y corrección de textos y mapas y la incorporación de nuevas imágenes, a la vez que la mejora en la presentación y operatividad de la aplicación informática. Es nuestra intención, además, completar los apartados de aquellas fichas que, por unas u otras razones, no han sido rellenados en todos los casos (nombres populares, usos, citas históricas...), incluir imágenes de todas las plantas de la flora de Aragón (ya sean fotografías de campo o de pliego de herbario) y añadir información sobre aspectos más o menos inéditos de algunas de nuestras plantas (especies indicadoras de calidad de hábitats, adaptaciones fenomorfológicas, valor ecológico de las especies, valor forrajero, presencia de metabolitos secundarios, etc.).

Mientras tanto, los autores solicitamos disculpas por los errores en los datos, e incluso en la gramática, que puedan detectarse y por la heterogeneidad que puede apreciarse en los textos, formatos de las citas bibliográficas, etc. Sin ánimo de excusa, queremos hacer constar la dificultad de compartir de forma homogénea la autoría entre veintitrés personas ubicadas en localidades distintas, los inevitables cambios en los soportes informáticos con sus secuelas y, sin duda, las limitaciones en su tarea del coordinador que escribe estas líneas y que, en algunos casos, descuidó unificar ciertos criterios.